la crisis del coronavirus ¿desatará el hambre en el mundo?

in NEWS - LO MAS NUEVO

Los especialistas afirman que el planeta jamás ha enfrentado una urgencia de hambre como esta. Podría duplicarse el número de personas que encaran el hambre aguda para fines del actual año. Los bloqueos de coronavirus han provocado que considerablemente más gente pase hambre.

abril 2020

NAIROBI, Kenia

En el distrito marginal más grande de la capital de Kenia, la gente agobiada por comer desencadenó una desbandada a lo largo de una reciente entrega de harina y aceite de cocina, dejando decenas y decenas de heridos y 2 personas fallecidas.

En India

Miles y miles de trabajadores hacen fila un par de veces al día para obtener pan y vegetales fritos y así sostener a raya el apetito.

Colombia

Los hogares pobres cuelgan ropa roja y banderas de sus ventanas y balcones como señal de que tienen hambre. La pandemia de coronavirus ha traído el hambre a millones de personas en el mundo entero.

El coronavirus en ocasiones se ha llamado ecualizador por el hecho de que ha enfermado tanto a ricos como a pobres, mas tratándose de comestibles, la igualdad acaba. Son las personas pobres, incluidos grandes segmentos de las naciones más pobres, quienes ahora pasan hambre y se encaran a la perspectiva de fallecer.

Ahora con la pandemia, ciento treinta millones más podrían pasar hambre Se calcula que doscientos sesenta y cinco millones de personas podrían ser llevadas al filo de la inanición para final de año.

Ya, desde Honduras hasta Suráfrica y también India, las quejas y los saqueos han estallado en la mitad de frustraciones por encierros y preocupaciones. No hay escasez de comestibles a nivel del mundo, o bien hambruna en masa por la pandemia, aún. Sin embargo los inconvenientes logísticos en la siembra, cosecha y transporte de comestibles van a dejar a los países pobres expuestos en los próximos meses.

Muy singularmente a aquellos países que dependen de las importaciones. Aunque el sistema de distribución y venta minorista de comestibles en las naciones ricas está organizado y automatizado, los sistemas en los países en desarrollo son intensivos en mano de obra, lo que hace que las cadenas de suministro sean considerablemente más frágiles al Covid-diecinueve y a las regulaciones de distanciamiento social.

No obstante, aun si no hay un incremento esencial en los costes de los comestibles, probablemente la situación de seguridad alimenticia para las personas pobres se deteriore significativamente en el mundo entero. Esto es singularmente cierto para economías como Sudán y Zimbabwe que estaban combatiendo ya antes del brote.

En Venezuela, la pandemia podría asestar un golpe asolador a millones de personas que viven en el mayor colapso económico del planeta fuera de la guerra. 

La inseguridad sobre los comestibles asimismo está incrementando en India, donde los trabajadores asalariados con poca o bien ninguna red de seguridad social encaran un futuro donde el hambre es una amenaza más inmediata que el virus.

Conforme los sueldos se agotaron, se calcula que quinientas mil personas abandonaron las urbes para irse a sus hogares, lo que provocó la mayor migración masiva desde la independencia. El gobierno de la ciudad de Delhi ha establecido comedores populares.

Los migrantes que aguardan en las filas de comestibles se han peleado entre sí por un plato de arroz y lentejas. Probablemente los asilados y las personas que viven en zonas de enfrentamiento sean los más perjudicados. Los toques de queda y las limitaciones a la circulación ya están devastando los escasos ingresos de las personas apartadas en Uganda y Etiopía. Y la entrega de semillas y herramientas agrícolas en Sudán del S. y la distribución de ayuda alimenticia en la República Centroafricana.

Las medidas de contención en Níger, han provocado un incremento en el coste de los comestibles.

Existe la preocupación en múltiples países de que la escasez de comestibles produzca discordia social.

En Colombia, los residentes del estado ribereño de La Guajira han empezado a bloquear carreteras para llamar la atención sobre su necesidad de comestibles.

Para atenuar el impacto de esta crisis, ciertos gobiernos fijan los costes de los comestibles, entregando comida sin coste y estableciendo planes para mandar transferencias de dinero a los hogares más pobres.

¡Hay ya tantas historias de familias que afirman que sus hijos se iban a dormir con hambre! 

Origen: ‘Instead of Coronavirus, the Hunger Will Kill Us.’ A Global Food Crisis Looms.

ALTERNATIVAS NEWS - El Diario Futurista del Planeta Tierra te cuenta la Actualidad desde un Punto de Vista VANGUARDISTA PONIENDO EL FOCO EN EL FUTURO. PUBLICIDAD Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria, puedes escribirme con tu propuesta a direccion@zurired.es

Deja una respuesta