the oscars: Escaparate de Decadencia

in ASI FUE
the oscars: Escaparate de Decadencia

02/26/2019

IMG_20180708_125706 the oscars: Escaparate de Decadencia ASI FUE
JOHNNY ZURI – 26-2-2019 Tianchang – CHINA

La última gala de estos coherentes premios, han puesto de manifiesto, como de costumbre, que están igualmente contaminados por los nuevos mandamientos de la veneración a lo Políticamente Correcto que tienen sus sacerdotes, sacerdotisas, papas y dioses. No hace falta ser sospechoso de conservadurismo para ver que los Oscar ya no pretenden premiar la tarea más señalada en todas y cada una de las categorías como sucedía otrora, sino que están contaminados de enormes prejuicios que todo lo estropean. Lo del año en curso (2019) ha sido paradigmático.

Como el año precedente no se nominó a personas de raza negra en prácticamente ninguna categoría, en esta edición los han nominado por todos los lados y los han premiado hasta a sabiendas de que algunos no se lo merecían lo más mínimo. En algún caso hubo algo similar a un tongo. Viola Davis estaba nominada y ganó el premio a actriz de reparto cuando su papel era de protagonista. La película, un plomo, se basa en una obra de teatro que protagonizó en Broadway y por la que ya ganó el Tony a la mejor actriz…protagonista. Pero se la cambió de categoría para ganar. Indecente. Viola Davis es muy buena actriz. 

ben-hershey-550479-unsplash the oscars: Escaparate de Decadencia ASI FUE El alegato de Javier Bardem contra Donald Trump

A mi es que la simple aparición de este tío en cualquier sitio ya me revuelve las tripas. Un pagado de sí mismo ultra rico que va por ahí en avión privado presumiendo de rojeras. No es mejor que Trump, al menos el segundo no es tan hipócrita. Que semejante individuo vaya de por ahí de representante español…

No tiene vergüenza de lanzar un crítico mensaje al presidente estadounidense Donald Trump. El actor era encargado de presentar el premio a la mejor película extranjera. «No hay fronteras, no hay muros que frenen el ingenio y el talento, en todos y cada zona de cada país, de cada continente del planeta hay historias que nos conmueven y esta noche festejamos la excelencia y la relevancia de la cultura y el idioma de diferentes países». Pues bien, que abra las fronteras de su casa, que seguro la tiene bien guardada de alarmas y vigilantes de seguridad, y que la limpie él y su esposa, que seguro tiene también un ejercito de chachas latinas que no tuvieron «el ingenio, y el talento» que bien han demostrado tener él y toda su familia, incluyendo a la de los jamones, jamones… Si tanto te gusta la política, Bardem, atrévete a presentarte a las elecciones de tu país, a ver que eres capaz de hacer.

Si bien la liturgia apenas dirigió ataques directos contra Trump ni abusaron de feminismo o de metoo, las alusiones a temas políticos como la inmigración, la diversidad o bien la igualdad salarial fueron incesantes. Por un lado saben que mucha gente está hasta los cojones y la vagina de que unas chicas y chicos millonarios y millonarias guapas y… vengan a darnos lecciones de justicia social a los y las que vivimos con sueldos tristes y en barrios no tan magníficos y exclusivos como los suyos.

Saben ya que el sesenta y seis por ciento de los votantes de Trump cambia de canal cuando comienzan los alegatos reivindicativos, si es que se dignan a ver este desfile de ricos famosos que se pavonean de su supuesta superioridad moral, además de su ya sabida y «merecida» superioridad artística e intelectual, y de nueva clase. ¡Que coño! Son los putos burgueses de toda la puta vida que llenos de complejos porque no aceptan que en algún momento de sus vidas tuvieron un golpe de suerte que les catapultó a la fama y a la riqueza y quieren ahogar sus inconscientes pulsos de culpabilidad en un falso progresismo que nos imponen a los demás, desde sus púlpitos y alfombras… rojas.

Cada vez somos más, y no solos los «conservadores», los que rechazamos Hollywood y sus entregas de premios. Las generaciones más jóvenes tienen poquísimo interés en los Oscar. Solo 2 de las 9 aspirantes del año superaron el listón de los cien millones de dólares americanos en la taquilla estadounidense. La ganadora, La manera del agua, no supera los cuarenta y cinco millones de euros.

Es bastante difícil localizar un cómputo entre lo que desea la comunidad de cineastas y lo que le gustará a la audiencia. En los premios Oscar, ¿ganan las mejores películas y actores?

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja un comentario