hpgruesen / Pixabay

LA GLOBALIZACION MUNDIAL EN LA VIDA COTIDIANA

in ALTERNATIVA/NEWS - LO MAS NUEVO/PORTADA

¿Las luchas de poder y la globalizacion mundial afectan mucho a la vida cotidiana? ¿Está la era de la globalizacion causando un creciente malestar?

¿Qué sucede cuando a un consorcio multinacional no le complace una ley?

treinta y uno may. dos mil diecinueve

¿Llevar al Estado a un tribunal arbitral internacional a puerta cerrada? Para los impositores hay miles y miles de millones en juego en la lucha de poder entre los Estados y las multinacionales.

La zona belga de Valona produjo una crisis europea pues se negó a firmar el Pacto Integral de Economía y Comercio CETA con Canadá. En otoño de dos mil dieciséis, millones de ciudadanos de la UE salieron a las calles para protestar contra el pacto.

union_europea_1576162212 LA GLOBALIZACION MUNDIAL EN LA VIDA COTIDIANA ALTERNATIVA NEWS - LO MAS NUEVO PORTADA
hpgruesen / Pixabay

En el marco de las negociaciones para el CETA salió a la luz el sistema de arbitraje privado. Este les deja a las multinacionales demandar a los Estados por enormes indemnizaciones si sus políticas ambientales, sociales o bien sanitarias afectan las ganancias reales, o bien aun previstas, de las compañías. Los costos los pagan los impositores, a quienes el Estado debería resguardar.

¿Por qué razón existen esos tribunales arbitrales?

Esencialmente por los convenios de libre comercio: para atraer las inversiones de grandes consorcios, los Estados acuerdan pactos comerciales entre sí. Estos incluyen cláusulas de arbitraje que dejan a las compañías convocar a tribunales arbitrales privados. Los procesos de arbitraje son a puerta cerrada y los dirigen abogados expertos en negocios de grandes corporaciones.

En el marco de la globalización, y en el mundo entero aumenta el número de casos de arbitraje, tanto en las economías fuertes como en las economías en desarrollo y emergentes. Esto tiene repercusiones asoladoras en los derechos esenciales de los ciudadanos, como la sanidad, la protección del medioambiente y la legislación laboral. Y sin embargo partidos como el de Pedro Sánchez en España, presumen de europeístas y son a la vez cancerberos de estas injusticias.

En vista de estos pactos, el interrogante que se plantea es si los ciudadanos verdaderamente deseamos esta clase de globalización.

Se patentiza la magnitud del poder de los tribunales arbitrales internacionales.

La compañía canadiense Cosigo demandó al Estado colombiano en un arbitraje privado en el que demandaba una indemnización de dieciséis millones de euros. En Alemania, la compañía energética sueca Vattenfall solicita una indemnización de cuatro mil setecientos millones de euros pues el Estado decidió dejar de utilizar energía nuclear. En Perú, el conjunto estadounidense Renco, cuya fundición de plomo envenenó el aire de la zona, demanda una indemnización de ochocientos millones de euros al Estado peruano.

Mientras, están comenzando a reaccionar muchos Estados, cuya soberanía se ve conminada. De ahí y por otras cosas del estilo surgen respuestas «populistas» y mal llamadas «ultras», porque los ciudadanos empezamos a despertar y a reaccionar…

¿Es tarde para hacer algo contra estas corporaciones que tienen enorme poder sobre todo y sobre todos?

Los tipos de fuente de poder para dominar la Tierra o el mundo – Así es como se domina el mundo. Con la Política de la globalización, y el poder de las relaciones.

Los privilegios se repiten: líderes natos, frikis, gente que pasa inadvertida o que recalca y goza de un respeto considerable, bien por elocuencia o por el temor que inspira a una mayoría. También es recurrente encontrar potencias de diferentes grados de predominancia. Al intentar abarcar el vigente contexto mundial, sería un error no tener en cuenta la historia y la posición geográfica de los pueblos.

Una globalización donde no existe lo bueno y lo malo por sí mismo, sino «lo transitoriamente bueno o perjudicial». Así comienza el juego de poderes según Pedro Baños, coronel del Ejército de Tierra y profesional en geopolítica. Si prestamos atención a las geoestrategias de dominio empleadas hasta esta época, vamos a poder comprobar que muchas son recurrentes. No es requisito salir de un patio de recreo para distinguirlas.

Persuadir al enemigo de que la solución militar le resultaría más costosa que los beneficios que pudiera hallar. Del mismo modo que el acoso escolar derivó en el ciberacoso, a nivel mundial los métodos también se reciclan, las creaciones de intimidación económica, política y habitual cada vez son más retorcidas. Porque los políticos también agravian inspirándose en los clásicos de ayer y de hoy: «gordo bajito» o «países de mierda».

Frenar el avance de países incómodos es posible, impidiendo a estos poner en práctica «medidas que sirvieron en su momento a los recientes promotores del libre cambio para llegar a su privilegiada posición de dominio en el presente, con lo que estos dan una patada a la escalera que los aupó a la cúspide económica para que los demás países no logren alcanzarlos».

Debilita y empobrece al vecino

Por lógica, para que un estado predomine, el resto debe ser inferior, así que siempre debe existir un plan para debilitar y empobrecer al vecino que ha tocado en suerte. Quítale el bocadillo al de al lado, distráele, o simplemente jura su no integración en los grupos que gozan de alguna popularidad. Simula el caos a tu enemigo y sorpréndelo; finge estar en inferioridad de condiciones e impulsa su arrogancia», decía Sun Tzu.

Dominación indirecta

Aunque en oportunidades pase inadvertida, la dominación está en todas partes; en lo que comes, bebes y también en la proporción de oxígeno del que dispones al día. La «McDonalización», término acuñado por el sociólogo George Ritzer, apunta a la cadena norteamericana como símbolo de los deseos de la sociedad.

El geopolítico inglés, Halford Mackinder, aseguraba que quien dominase el heartland (centro de gravedad conformado por Europa Central y Oriental) se haría con el mundo; y Hollywood lo vio claro. Date una vuelta por tu vecindario para comprobar que las producciones yanquis inundan tus carteleras más cercanas y las de los alrededores.

Según el Observatorio Audiovisual Europeo, el mercado mundial de películas está distribuido de tal forma que los productos estadounidenses llenan cerca del 70% de las carteleras mundiales, frente a un 26,2% de la Unión Europea y un 3,8% del resto de todo el planeta.

Si no hay un enemigo, invéntalo

Los contrincantes han cohesionado históricamente a la sociedad, que tiende a ser solidaria cuando se convence de que le acecha una amenaza común. Y si este no existe, únicamente tienes que inventar otro propósito. Buscar a alguien contra quien «sembrar cizaña» como logró EEUU con los países occidentales para que recelaran de Rusia. Esto último, según Baños. Rusia necesita a Europa, y Europa necesita a Rusia, afirman ambas en sus discursos aún en el devenir de las sanciones económicas, fruto de la anexión rusa de Crimea y del incumplimiento de los Acuerdos de Minsk II, estos últimos logrados en 2015 para finalizar al conflicto enquistado en el Donbass, al este de Ucrania.

Lo trágico del asunto es que, aun conociendo las tretas de los que nos dominan, el afán de poder del hombre siempre termina por condenarnos a reiterar la historia.

ALTERNATIVAS NEWS - El Diario Futurista del Planeta Tierra te cuenta la Actualidad desde un Punto de Vista VANGUARDISTA PONIENDO EL FOCO EN EL FUTURO. PUBLICIDAD Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria, puedes escribirme con tu propuesta a direccion@zurired.es

1 Comment

Deja un comentario