Italia coronavirus- un país agobiado, hambriento y atemorizado. 2

Italia coronavirus- un país agobiado, hambriento y atemorizado.

in NEWS - LO MAS NUEVO

Es de esta forma como se ve un país encerrado un mes: agobiado, hambriento y atemorizado. La desesperación pasa factura. Es lo que afirma Armando Gallinari, padre de 5 hijos que dirige una pequeña florería en el norte de Nápoles.

abril 2020

Su tienda ha estado cerrada por prácticamente un mes.
«Desde ese momento no he tenido nada en lo más mínimo», afirmó. «Hasta el instante, no he recibido ninguna ayuda del gobierno. No tenemos a dónde recurrir.

Todos conocen la historia de Italia por el momento. La primera nación europea en ser golpeada por el coronavirus, se ha transformado en un presagio para el resto de Europa y América. Primero, estaba el cierre . Entonces, la visión de un sistema de atención médica se extendió hasta el punto del colapso y el terror de un creciente recuento de muertes .

Ahora, prácticamente un mes tras el cierre del país, Italia está mandando otra advertencia. La economía está en agonía, destinada a una contracción esencial. Y los trabajadores en situación precaria son los que más padecen. No está claro cuánto tiempo más pueden subsistir. Algunos ya nada.

Screenshot_42-1 Italia coronavirus- un país agobiado, hambriento y atemorizado. NEWS - LO MAS NUEVO

Como en España, se anuncian ayudas que pocas veces llegan… La propaganda gubernamental es solo eso, propaganda, pero la realidad es otra, sobre todo para los más vulnerables. Y estos no son solo personas sin techo, también y en gran medida, autónomos, freelancers, personas que de la noche a la mañana se han quedado SIN NADA. 

Aunque el coronavirus se ha concentrado en el norte del país, en especial en las zonas de Lombardía y Emilia-Romaña, los efectos económicos son más graves en el sur más pobre y menos industrializado.

En Campania, la zona de la que Nápoles es la capital, el cuarenta y uno por ciento de las personas está bajo riesgo de pobreza. El trabajo es un problema: el año pasado, el desempleo era de alrededor del veinte por ciento y más o menos esa proporción de la fuerza laboral de la zona estaba subempleada.

Y para aquellos que sí tienen trabajo, de forma frecuente es informal, inseguro y particularmente frágil a la crisis.

Se calcula que más de un par de millones de personas en el sur, no tiene un contrato formal. «No tengo contribuciones de empleo y no estoy en ninguna base de datos estatal», explica un italiano del sur. «No puedo acceder a ninguna forma de beneficios estatales».

El Sr. Esposito, padre de 3 hijos, se las arreglaba en la economía sumergida, porque no tenía otra, para poner comida en la mesa. «Mas esta situación lo cambia todo», afirmó. «Ni tan siquiera sabemos en qué momento las cosas volverán a la normalidad».

Los trabajadores informales son doblemente frágiles. Primero, porque el trabajo del que dependen ha desaparecido. Seguidamente, por el hecho de que las medidas incorporadas por el gobierno italiano para ayudar en los peores efectos de la crisis no les resguardan.

La lógica latente del sistema de bienestar de Italia, que ofrece poco apoyo para aquellos sin contribuciones fiscales, continúa íntegra. Y España, incluso peor… 

Origen: Opinion | Italy Is Sending Another Warning

ALTERNATIVAS NEWS - El Diario Futurista del Planeta Tierra te cuenta la Actualidad desde un Punto de Vista VANGUARDISTA PONIENDO EL FOCO EN EL FUTURO. PUBLICIDAD Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria, puedes escribirme con tu propuesta a direccion@zurired.es

Deja una respuesta