Según el reglamento de instalaciones térmicas en edificios (RITE), toda reposición o sustitución de caldera, es considerada como reforma. Por lo que solamente será posible instalar calderas estancas cuando esta sea de las mismas características. Es decir, la antigua caldera también deberá ser estanca, pero además la salida de gases de la combustión deberá estar conducida en la parte superior del edificio.

Así que solamente se permite la instalación con la salida de gases a fachada a calderas respetuosas con el medio ambiente o de alta eficiencia energética como las calderas de bajo nox de clase 5 y las calderas de condensacion.

¿Por qué instalar calderas estancas?

Porque instalar calderas estancas cuando instalando una caldera de condensación, podemos pagar la diferencia entre ambas en tan solo dos años. Existen gamas de calderas de condensación de marcas conocidas en las cuales hay una diferencia de tan solo 300€. Porque tirar el dinero si hay modos de ahorrárselos, y aun mejor, están diseñadas para alargar su vida útil.

Por lo que si en tan solo 2 años hemos recuperado la diferencia de la caldera convencional a la de condensación, en 6 o 7 podremos conseguir un ahorro del total de la instalación de la caldera mediante las facturas de Gas Natural.

¿Qué puede ocurrir si instalamos calderas estancas?

Según experiencias propias y puesto que está de moda últimamente lo de denunciar a un vecino en vez de comunicarse y llegar a un término amistoso. Nos encontramos que por desconocimiento de otros instaladores, seguramente no autorizados, siguen instalando calderas estancas, por lo que en varias ocasiones cuando hemos instalado una caldera de condensación, no sé, si sabréis que las calderas de condensación a diferencia de las calderas estancas, expulsan vapor de agua. Por lo que hace que su combustión o expulsión de gases sean visibles.

Por lo que imaginaros el ambiente a propios clientes cuando les llega una denuncia, y aquí es donde se le informa al cliente, que la instalación que hemos realizado de la caldera de condensación cumple todas las normas vigentes (RITE). Y viendo el equipo instalado del denunciante, por el cual no cumple por haber sido una reposición, siendo una caldera convencional con los gases a fachada, nuestro cliente replica su denuncia y el denunciante se ve obligado a cambiar la caldera o a conducir la salida de gases en la parte superior del edificio, para cumplir según las normas vigentes, en el cual están establecidas en el Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios publicado el 13 de abril de 2013 en el BOE.

MÁS FOTOS

Pin It on Pinterest