Ser capaz de apreciar las pequeñas cosas